¿#compraruncocheportwitter? Sí, es posible

Por ‎@Joaquin_Vela‎

@Nissan_ESP, de la mano de su concesionario @Antamotor, se convierte en la primera marca de automoción en Europa en vender un coche por Twitter y Periscope.

Que la forma de hacer marketing ha experimentado una revolución gracias a Twitter es un hecho: visibilidad, promoción, atención al cliente… y también venta. Además del botón de compra, ya en funcionamiento en EE.UU., hay otras maneras en que las marcas pueden cerrar un proceso de venta con sus clientes a través de Twitter. El límite está en la imaginación, y la clave en la rapidez, la cercanía y el uso de todas las herramientas disponibles de la plataforma.

Precisamente, la historia del usuario Raúl Escolano (@escolano) es todo un ejemplo de cómo la demanda de un particular se convierte en una oportunidad para las marcas, en este caso de automoción.

Como él mismo cuenta en su blog, “todo surgió de la vagancia”. Necesitaba comprar un coche, pero le daba pereza el largo proceso, las visitas a los concesionarios, las comparativas, las pruebas. Así que decidió recurrir a Twitter y lanzar el reto. Apostó por el hashtag #compraruncocheportwitter, explicó sus necesidades, sus requerimientos y el propósito de que todo el proceso pudiera realizarse a través de la plataforma:

Varias marcas de automóviles se interesaron por la propuesta, pero Raúl Escolano quería que su reto se mantuviera en el entorno digital y evitar visitas al concesionario o llamadas de teléfono, como algunas de ellas proponían. Durante todo el proceso, tanto Escolano como las marcas hicieron uso de todas las herramientas de la plataforma (imágenes, vídeos, menciones, gifs, encuestas) para lograr su objetivo. En total, se han contabilizado un total de más de 2,6 millones de impresiones* durante todo el proceso.

Y el ganador ha sido…
Finalmente @Nissan_ESP, gracias a la participación del concesionario @antamotor y con la ayuda de la agencia de social media @arista, lograron despertar el interés de Raúl Escolano y ofrecerle contenido personalizado sobre su petición hasta que finalmente se decantó por un Nissan X-Trail. Desde el primer contacto hasta la decisión final de compra, apenas seis días más tarde, todo ha tenido lugar en el entorno de esta red social,

“Periscope nos sirvió para mostrar que la innovación están en el ADN de Nissan, y en una visita virtual en streaming pudimos mostrarle el equipamiento que incluyen los modelos de la gama, en este caso concreto, en nuestro nuevo crossover Xtrail, que cuenta con los más avanzadas tecnologías en seguridad y conectividad como la cámara de visión 360º, el nuevo sistema NissanConnect y los asistentes de conducción autónoma.”, asegura Christian Costaganna, Director de Marketing de Nissan”.

Y así, tres meses después de su primer Tweet, y sin salir de Twitter, @escolano daba por concluido su experimento con éxito, al recibir las llaves de su nuevo coche, que ya ha podido recoger en la sede oficial de Nissan Iberia.

La última fase, la entrega del vehículo, también se ha realizado a través de Periscope para respetar el entorno virtual de la acción, convirtiendo a Nissan en la primera marca en Europa en vender un coche por Twitter.

¿#compraruncocheportwitter? Sí, es posible

Con #compraruncocheportwitter, Nissan no sólo ha logrado abrir nuevos parámetros para el social commerce, sino que ha demostrado ser una buena conocedora de la mecánica que mueve el entorno de las redes sociales y sentirse cómoda en los entornos más innovadores, donde la inmediatez, conocimiento del medio, la creatividad y saber aprovechar las oportunidades son cruciales.

Se trata del primer ejemplo en el sector de automoción, pero en Twitter también estamos viendo otras interesantes iniciativas en banca, moda o restauración donde la atención al cliente y la posibilidad de dar un servicio personalizado y en tiempo real abre nuevas y múltiples oportunidades innovadoras. Los usuarios tienen la palabra y Twitter permite a las marcas sorprenderle.

Más información en http://www.compraruncocheportwitter.com

*Dato publicado por Escolano en su blog. Fuente Brandwatch