Mientras no estabas...
Otra forma de vivir Twitter: con la opción de silencio