¿Bot o no bot? Los hechos sobre la manipulación en Twitter

Por y
jueves, 28 mayo 2020

Desde hace unos años ha habido mucho debate sobre los "bots" online. Sin embargo, con el paso del tiempo, se ha vuelto un término manido y a veces malinterpretado. 

Con frecuencia, es un término al que se recurre para describir múltiples cosas, desde la actividad de cuentas automatizadas hasta personas que preferirían ser anónimas por razones personales o de seguridad, o evitar una foto porque les preocupa seriamente la privacidad. El término se utiliza para denominar erróneamente aquellas cuentas con nombres de usuario numéricos que se generan automáticamente cuando el nombre de usuario deseado no está disponible, y lo más preocupante, se utiliza como  una herramienta en manos de aquellos que ostentan posiciones de poder político para empañar las opiniones de las personas que pueden estar en desacuerdo con ellos o la opinión pública online que no les es favorable. 

Asimismo, existen muchos servicios comerciales que dicen ofrecer información sobre los bots y su actividad online, y que con frecuencia centran su atención enteramente en Twitter debido al acceso que ofrecemos a los datos de la conversión pública a través de nuestras API públicas. Lamentablemente, estas investigaciones no suelen ser revisadas y a menudo no se someten al escrutinio de terceros, lo que confunde aún más al público sobre lo que realmente está sucediendo.

Vamos a desgranar, analizar y explicar los hechos.

¿Qué es un bot?

Según lo descrito anteriormente, existe una gran confusión alrededor del término bot. Es comprensible, por lo que necesitamos explicarnos mejor. En resumen, un bot es una cuenta automatizada, ni más ni menos.

Hace unos años, las cuentas automatizadas eran un problema para nosotros. Nos centramos en ello, realizamos inversiones y hemos visto resultados significativos al abordarlas en todas las áreas de Twitter. Eso no significa que nuestro trabajo esté hecho.

Este Tweet no está disponible
Este Tweet no está disponible.

El foco más importante de 2020 es el comportamiento integral de una cuenta, no solo en si está automatizada o no. Las llamadas a etiquetar bots no solucionan el problema que estamos tratando de resolver y podríamos cometer errores con personas reales que necesitan nuestro servicio para hacer oír su voz. No se trate de una una solución binaria de bot o no bot - son los gradientes intermedios lo que importa.

Por eso centramos nuestra atención en donde está el trabajo más crítico. Lo denominamos manipulación de la plataforma.

¿Qué es la manipulación de la plataforma?

Nuestro trabajo proactivo se enfoca en muchas formas de manipulación entre otras el uso malicioso de la automatización. Como hemos mencionado, nuestras políticas en esta área se centran en el comportamiento, no en el contenido, y están diseñadas para abordar las tácticas de spam que podrían utilizar distintas personas o grupos con el fin de manipular las conversaciones en Twitter (en lugar de centrarse en el contenido específico). 

Es importante resaltar que no todas las formas de automatización son necesariamente violaciones de las reglas de Twitter. Vemos usos innovadores y creativos de la automatización para enriquecer la experiencia de Twitter, por ejemplo, cuentas como @pentametron y @tinycarebot. 

La automatización también puede ser una herramienta poderosa  en las interacciones de los servicios de atención al cliente, donde un bot de conversación puede ayudar a encontrar información sobre pedidos o reservas de viajes de manera automática. Esto resulta increíblemente útil y eficiente para las pequeñas empresas, más aún en un momento de distanciamiento social.

Entonces, ¿qué está prohibido?

  • El uso malicioso de la automatización para perjudicar e interrumpir la conversación pública, como tratar de conseguir que algo se convierta en tendencia
  • La amplificación artificial de las conversaciones en Twitter, incluso mediante la creación de cuentas múltiples o superpuestas
  • Generar, solicitar o comprar engagement  falsos
  • Tuitear, participar en la conversación o “seguir” de manera masiva o agresiva
  • El uso de hashtags en forma de spam, incluyendo el uso de hashtags no relacionados en un tweet (también conocido como "hashtag cramming")

Nuestra capacidad tecnológica para identificar y retirar proactivamente estas conductas a través de nuestro servicio es más sofisticado que nunca. Suspendemos permanentemente millones de cuentas cada mes que están automatizadas o son spam, y lo hacemos antes de que lleguen a un Timeline o Búsqueda de Twitter. 

También publicamos datos sobre el número de casos eliminados cada seis meses en el Informe de Transparencia de Twitter

¿Qué pasa con herramientas como el Botómetro y Bot Sentinel?

Estas herramientas parten una revisión humana de la cuenta - a veces con la misma información de la cuenta pública que se puede ver en Twitter - e identifica las características que la convierten en un bot; en esencia, el nombre de la cuenta, el número de Tweets, la ubicación en la biografía, los hashtags utilizados, etc. 

Este enfoque es extremadamente limitado.

Como mencionábamos anteriormente, una cuenta con un nombre extraño suele pertenecer a alguien a quien se le recomendó automáticamente ese nombre de usuario debido a  que su nombre real ya estaba cogido cuando se registró. Una cuenta sin foto o ubicación podría ser alguien que quiere proteger su privacidad online o cuyo uso de Twitter pueda exponerlos a un riesgo, como un activista o un disidente. ¿No te gusta añadir mucha biografía o tu ubicación a tu perfil? A algunos de nosotros en Twitter tampoco nos gusta. Incluso si todos esos detalles públicos se colocan en un modelo de aprendizaje automático para tratar de predecir de forma probable si una cuenta es un bot, cuando se apoyan en el análisis humano de la información de la cuenta pública, ese proceso contiene prejuicios - desde el principio.

Veamos otros ejemplos de la vida cotidiana para aclarar la situación. Alguien que tuitea 100 veces al día con #SuperBowl puede ser un individuo extremadamente interesado en el tema (o lo odia si su equipo es malo). Si te preocupa profundamente el medio ambiente y tuiteas sobre ello en un determinado momento político cuando tú y tus amigos queréis causar un impacto, no significa que seas un "robot político", simplemente eres un ciudadano activo que organiza una campaña orgánica online para impulsar el cambio en tu comunidad. 

Estas herramientas no tienen en cuenta estos casos de uso comunes en Twitter, los progresos que hemos hecho y cómo han evolucionado las cosas. Como resultado, se pueden perder matices. Esto deriva en juicios binarios de quién es un "bot o no", que tienen el potencial de intoxicar nuestro debate público - particularmente cuando son difundidos por los medios de comunicación. 

Esto no significa que seamos perfectos. Por supuesto que no. Es solo que la amenaza ha evolucionado y la descripción de lo que realmente está sucediendo es cada vez más obsoleta.

Si detecto alguna actividad sospechosa, ¿puedo reportarlo? 

Sí. Si percibes una actividad sospechosa, infórmanos. Sumamos tu señal a las cientos de otras que utilizamos para informar nuestro enfoque técnico.

Si queremos crear un ecosistema de información saludable, todos tenemos un papel que desempeñar. Hemos reforzado estos puntos muchas veces y seremos más directos en nuestros esfuerzos públicos en este momento crítico de la conversación pública global. Somos muy conscientes de nuestra responsabilidad en este espacio. Eso incluye proteger la integridad de nuestro servicio, seguir manteniendo la manipulación de la plataforma fuera de Twitter y liderar con transparencia al compartir actualizaciones periódicas sobre nuestro progreso y aprendizaje.

 

Este Tweet no está disponible
Este Tweet no está disponible.